El Ministerio del Tiempo como herramienta educativa

El Ministerio del Tiempo ha sido una exitosa demostración de la buena salud de las series pensadas, producidas y realizadas en España. Lejos ya de las épocas en que la parrilla televisiva estaba copada por las series norteamericanas, casi en monopolio y lejos también de la primera época de las televisiones privadas en que se clonaban (con éxito) algunos guiones y la forma de producir programas de las series extranjeras, dejando de lado la innovación. Con el Ministerio del Tiempo se ha logrado una serie que sorprende hasta a los más escépticos: para empezar, se basa en buenos guiones, bien estructurados, originales y sobre todo divertidos con buen humor español y sin risas “enlatadas”. Para continuar, está realmente bien interpretada, con actores y actrices sólidos más propios de la gran pantalla o de las tablas de un buen teatro. Y para terminar, es didáctica, amena, y genera sorpresas y comentarios sobre nuestro pasado, historia reciente y no tan reciente, aportando un barniz histórico que los españoles, en mi opinión, carecemos. La serie se prepara para una tercera temporada, muy merecida, con trece nuevos episodios de la institución gubernamental de alto secreto que depende directa y exclusivamente –en la ficción– de la Presidencia del Gobierno español. Rodolfo Sancho, Aura Garrido y Nacho Fresneda volverán a los pasillos y las puertas que les conducirán a seguir entreteniéndonos con calidad y buen hacer.

(Visited 15 times, 1 visits today)