Cómo es el Quijote del siglo XXI

Está claro que hoy, más que nunca, el Caballero de la triste figura estaría fuera de lugar en la sociedad. Ya muy pocos niños conocen la historia del Quijote, y las historias de caballeros andantes son sustituidas cada vez más por “gameplays” y canales de Youtube. El Quijote del siglo XXI habría de llevar un “palo selfie” por lanza y una GoPro por yelmo al montar en su escuálida Vespino. En vez de pensar en su amada, haría Skype con Dulcinea para decirle que la echa de menos y que no para de mirar sus fotos en Instagram. Los molinos de viento serían rascacielos, y las justas entre caballeros se convertirían en apasionantes partidas de World of Warcraft, en las que Alonso Quijada se comunicaría con Sancho Panza para derrotar al equipo enemigo. Los amenazantes rebaños de cabras ahora serían coches en una gran avenida, y la vasta llanura de la Meseta española estaría ahora repleta de bloques de pisos. Intentar imaginar un Quijote del siglo XXI no resulta complicado. ¿Será que entre nosotros hay más Quijotes de los que pensamos?

(Visited 84 times, 1 visits today)